Sunday, December 21, 2014

NORMAS PASTORALES PREPARACION POR LOS SACRAMENTOS 1.2. EUCHARISTIA. Es el sacramento culmen de toda la iniciación Cristiana (Código de Derecho Canónico c 1322)…. ”Se consideran incapaces de cometer un delito quienes carecen habitualmente de uso de razón, aunque hayan infringido una ley o precepto cuando parecían estar sanos…” …que celebra la unión del pueblo con Dios (CIC 1325) ”Al aplicar las prescripciones de los cc 1323 y 1324, nunca puede tenerse en cuenta la ignorancia crasa, supina o afectada; ni tampoco la embriaguez u otras perturbaciones mentales que se hayan provocado intencionadamente para cometer el delito o como circunstancia excusante; e igualmente la pasión, si se ha excitado o fomentado voluntariamente.” “Al aplicar las prescripciones de los (CIC 1323) ”No queda sujeto a ninguna pena quien, cuando infringió una ley o precepto”: …. (CIC 1324) ”El infractor no queda eximido de la pena, pero se debe atenuar la pena establecida en la ley o en el precepto, o emplear una precepto, o emplear una penitencia en su lugar, cuando el delito ha sido cometido….” … nunca puede tenerse en cuenta la ignorancia crasa, supina o afectada; ni tampoco la embriaguez u otras perturbaciones mentales que se hayan provocado intencionadamente para cometer el delito o como circunstancia excusante; e igualmente la pasión, si se ha excitado o fomentado voluntariamente. Es fuente y culmen de toda vida cristiana (Lumen Gentium 11.Constitucion Dogmática Sobre la Iglesia) ”El carácter sagrado y orgánicamente estructurado de la comunidad sacerdotal se actualiza por sacramentos y pro las virtudes. Los fieles, incorporados a la iglesia por el bautismo, quedan destinados por el carácter al culto de la religión cristiana, y, regenerados como hijos de Dios, están obligados a confesar delante de los hombres la fe que recibieron de Dios mediante la iglesia… Por el sacramento de la confirmación se vinculan más estrechamente a la iglesia, se enriquecen con una fuerza especial del Espíritu Santo, y con ello quedan obligados más estrictamente a difundir y defender la fe, como verdaderos testigos de Cristo, por la palabra juntamente con las obras…Participando del sacrificio eucarístico fuente y cumbre de toda la vida cristiana, ofrecen a Dios la victima divina y se ofrecen a sí mismos juntamente con ella. Y así, sea por la oblación o sea por la sagrada comunión, todos tienen en la celebración litúrgica una parte propia, no confusamente, sino cada uno de modo distinto. Más aun, confortados con el cuerpo de Cristo en la sagrada liturgia eucarística, muestran de un modo concreto la unidad del pueblo de Dios, significada con propiedad y maravillosamente realizada por este augustisimo sacramento. Quienes se acercan al sacramento de la penitencia obtienen de la misericordia de Dios el perdón de la ofensa hecha a El y al mismo tiempo se reconcilian con la iglesia, a la que hirieron pecando, y que colabora a su conversión con la caridad, con el ejemplo y las oraciones. Con la unción de los enfermos y la oración de los presbíteros, toda la iglesia encomienda los enfermos al Señor paciente y glorificado, para que los alivie y los salve (Cf. Santiago 5,14-16), e incluso les exhorta a que, asociándose voluntariamente a la pasión y muerte de Cristo (Rm 8,17; Col 1,24; 2 Tim 2,11-12; 1 Pt 4,13), contribuyan así al bien del Pueblo de Dios. A su vez, aquellos de entre los fieles que están ” sellados con el orden sagrado con destinados apacentar la iglesia por la palabra y gracia de Dios, en nombre de Cristo. Finalmente, los cónyuges cristianos, en virtud del sacramento del matrimonio, por el que significan y participan el misterio de unidad y amor fecundo entre Cristo y la iglesia (Cf Ef. 5,32), se ayudan mutuamente a santificarse en la vida conyuga y en la procreación y educación de la prole, y por eso poseen su propio don, dentro del pueblo de Dios, en su estado y forma de vida… De este consorcio procede la familia, en la que nacen nuevos ciudadanos la sociedad humana, quienes, por la gracia del Espíritu Santo, quedan constituidos en el bautismo hijos de Dios, que perpetuaran a través del tiempo el pueblo de Dios. En esta especie de iglesia domestica los padres deben ser para sus hijos los primeros predicadores de la fe, mediante la palabra y el ejemplo y deben fomentar la vocación propia de cada uno, pero con un cuidado especial la vocación sagrada. Todos los fieles, cristianos, de cualquier condición y estado, fortalecidos con tantos y tan poderosos medios de salvación, son llamados por el señor, cada uno por su camino, a la perfección de aquella santidad con la que es perfecto el mismo padre.” …memorial de la muerte y resurrección de Cristo, sacramento de piedad, vinculo de caridad, banquete pascual en el cual se come a Cristo. (SC 47) “El sacrosanto Misterio de La Eucaristia” ”Nuestra Salvador, en la última cena, la noche que le traicionaban, instituyo el sacrificio eucarístico de su Cuerpo y Sangre, con lo cual iba a perpetuar por los siglos, hasta su vuelta, el sacrificio de la Cruz y a confiar a su Esposa, la iglesia, el Memorial de su Muerte y Resurrección: sacramento de piedad, signo de unidad, vinculo de caridad, banquete pascual, en el cual se come a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la gloria venidera” por ello la Eucaristía exige una máxima veneración y respeto (CIC 898),”Tributen los fieles la máxima veneración a la santísima Eucaristía, tomando parte activa en la celebración del sacrificio augustisimo, recibiendo este sacramento frecuentemente y con mucha devoción, y dándole culto con suma adoración; los pastores de lamas, al exponer la doctrina sobre este sacramento, inculquen diligentemente a los fieles esta obligación.” por que en ella Cristo se hace presente a través de los signos del pan y el vino (CIC 899). Preparar cuidadosamente a los que vayan a participar (CIC 912-923). La preparación para los sacramentos no son obstáculos para los fieles, ya que el único interés es la evangelización, que ayude a conocer y encontrarse con Cristo. a) Se recibirá para la catequesis de primera Comunión a niños de 9 años cumplidos en adelante. b) Se debe implementar en todas las parroquias la catequesis familiar, como parte del proceso evangelizador de la familia. c) La inscripción para la catequesis se debe realizar con certificado de bautismo, o en su defecto cualquier otro modo o certificado que acredite el bautismo del niño. Y se debe realizar en la parroquia donde pertenece. d) El tiempo de duración de la catequesis debe ser como mínimo 8 meses, que coincida el calendario escolar. e) La catequesis la organiza y coordina la parroquia, y no los colegios u otras instancias como algo independiente por ser sacramentos de iniciación a la vida de la iglesia que se vive en la parroquia con sentido de pertenencia. f) La parroquia debe brindar medios para que los niños que celebraron el sacramento puedan permanecer activos en la vida parroquial g) La Comisión de catequesis debe elaborar un texto de primero comunión con 26 temas como máximo teniendo en cuenta los textos utilizados en las parroquias de la diócesis. El contenido básico es: la centralidad de Jesucristo, su doctrina, la oración, Biblia, iglesia, la explicación profunda del sentido del sacramento de la eucaristía y de la Reconciliación. 1.1. BAUTISMO Es el fundamento de toda vida cristiana. (CIC 1213) “El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu (vita spiritualis ianua) y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos librados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembro de Cristo somos incorporados a la iglesia y hechos participes de su misión. El Bautismo es el sacramento del nuevo nacimiento por el agua y la palabra.” por ser un sacramento de iniciación cristiana, la puerta principal por la cual caminamos a la planificación a la vida cristiana: La salvación configurándonos con cristo. AG 36; (CIC c 849),”El bautismo, puerta de los sacramentos, cuya recepción de hecho a la menos de deseo es necesario para la salvación, por el cual los hombres son liberados de los pecados, reengendrados como hijos de Dios e incorporados a la iglesia, quedando configurados con cristo por el carácter indeleble, se confiere válidamente solo mediante la ablución con agua verdadera acompañada de debida forma verbal.” Como discípulos y misioneros de cristo (aparecida 10). Así también la incorporación de un nuevo miembro a cristo y a su iglesia (aparecida 175b). Para ello en la diócesis de Tarija planteamos: a) Dos charlas o catequesis preparatorias, como minimo, a las que asisten padres y padrinos. b) Los niños entre los 7 a 9 años deben conocer al menos los principios doctrinales y las oraciones, con una catequesis de ocho charlas. En el tiempo oportuno, acompañado de sus padres y padrinos recibirá al menos 2 charlas. c) Para el bautismo de niños de 9 años en delante, estos deben participar en la catequesis de primera comunión. d) Para el bautismo de adultos: primero deben presentar su cedula de identidad, la negativa de su parroquia de origen o de lugar de nacimiento y después recibir una catequesis adecuada durante 3 meses, una por semana. Es necesario tener en cuenta que el sacramento del bautismo no es para trámites de documentos legales del estado. e) Se debe inscribir para el bautismo a todo niño o persona adulta con el certificado de nacimiento, y copiar detalladamente los datos del mismo como afirma el Derecho canónico, “el párroco debe ser cuidadoso con los documentos del nuevo miembro de la iglesia” (CIC c 875-878).”Quien administra el bautismo procure que, si falta el padrino, haya al menos un testigo por el que pueda probarse su administración.” CIC 876 “si no se causa perjuicio a nadie, para probar el bautismo basta la declaración de un solo testigo inmune de toda sospecha, o el juramento del mismo bautizado, si recibió el sacramento siendo ya adulto.” CIC 877 “El párroco del lugar del lugar en que se celebra el bautismo debe anotar diligentemente y sin demora en el libro de bautismo el nombre de los bautizados haciendo mención del administro, indicando asimismo el día y lugar del nacimiento.” (cf. Artículo 2,3) CIC 878 “si el bautismo no fue administrado por el párroco ni estando el presente, el ministro, quienquiera que sea, debe informar al párroco de aquella parroquia en la cual se administró el sacramento, para que haga la inscripción según indica el c.877 art.1” f) Son necesarios los padrinos en la educación cristiana del bautizado (CIC c 872-873)”En la medida de lo posible, a quien va a recibir el bautismo se le ha de dar un padrino, cuya función es asistir en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza, y juntamente con los padres, una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo” … CIC 873 “Téngase un solo padrino o una sola madrina, o uno y una”. Por ello deben ser casados por la iglesia, o si son solteros que hayan recibido el sacramento de la confirmación. Que tengan 16 años de edad como mínimo, que no sean padres ni hermanos como lo indica el derecho (CIC c 874).. Para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que: 1. Haya sido elegido por quien va a bautizarse o por sus padres o por quienes ocupan su lugar o faltando estos, por el párroco o ministro; y que tenga capacidad para esta misión e intención de desempeñarla; 2. Haya cumplido dieciséis años, a no ser que el Obispo diocesano establezca otra edad, o que, por justa causa, el párroco o el ministro consideren admisible una excepción; 3. Sea católico, este confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a sumir; 4. No este afectado por una pena canónico, legítimamente impuesta o declarada; 5. No sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar. El bautizado que pertenece a una comunidad eclesial no católica solo puede ser admitido junto con un padrino católico, y exclusivamente en calidad de testigo del bautismo. y que se comprometan a ayudar en la educación de la fe. Si son de lejos se les pedirá que tengan una preparación en su parroquia y presenten un certificado. g) En referencia a la situación de los padres del niño, si no son casados por la iglesia, el párroco debe motivar a los padres a vivir según la voluntad de Dios, pidiendo el sacramento del matrimonio. h) En referencia a los contenidos de la catequesis, la comisión de catequesis de la diócesis elaborará un referente de contenido. Teniendo como base: la centralidad de Jesucristo, Biblia, Catecismo, significado de los signos sacramentales del bautismo. 1.3 CONFIRMACION Es el sacramento por el cual se confirma la fe en la que hemos sido bautizados por nuestros padres y padrinos de manera personal. Que junto con el Bautismo y el Orden, son sacramentos que imprimen carácter (CIC 698) “En todos los casos de los que se trata en los 695 y 696, queda siempre firme el derecho del miembro a dirigirse al superior general y a presentar a este directamente su defensa” Los confirmados están obligados con mayor fuerza a que, de palabra y obra sean testigos de Cristo y propaguen y defiendan la fe (CIC 879) “el sacramento de la confirmación, que imprime carácter y por el que los bautizados, avanzando por el camino de la iniciación cristiana, quedan enriquecidos con el don del espíritu santo vinculados más perfectamente a la iglesia, los fortalece y obliga con mayor fuerza a que, de palabra y obra, sean testigos de cristo y propaguen y defiendan la fe.” Por ello en virtud del sacramento del bautismo y la confirmación, somos llamados a ser discípulos y misioneros de Jesucristo y entramos a la comunión trinitaria de la iglesia, la cual tiene cumbre en la eucaristía, que es principio y proyecto de misión del cristiano (Aparecida 153). En la confirmación se da la perfección del carácter bautismal y el fortalecimiento de la pertenencia eclesial y de la madures apostólica (Aparecida 175 c) a) Se recibirá para la preparación al sacramento de la confirmación a los/ as que han cumplido 14 años. b) El tiempo de preparación para el sacramento es 8 meses como mínimo coincidiendo con el calendario escolar. (se pretende que a partir del 2010 sean dos años niveles de 8 meses cada uno). c) Las inscripciones deben realizarse en la parroquia a la que pertenecen, con certificado de bautismo o en su defecto cualquier otro documento que acredite su bautismo. d) Para los jóvenes que no recibieron la catequesis para la primera comunión, se ha de crear una exigencia catequética que fortalezca su fe de manera que se preserve la evangelización desde la niñez. e) Dentro del proceso catequético, incluir una experiencia misionera y de trabajo social de voluntario que sensibilice al joven con el dolor humano. f) Realizar con los padres del joven cuatro encuentros durante la catequesis y dos con los padrinos. g) Crear y proponer espacios de inserción de los confirmados en la vida de las parroquias. h) Elaborar por parte de la comisión de catequesis de la diócesis un texto de catequesis de confirmación, consultando los ya existentes, con 26 temas que tengan como contenidos básicos: la centralidad de Jesucristo, su doctrina, la Biblia, la misión de la iglesia, a virgen María, y la explicación del sentido del rito del sacramento. 1.4 MATRIMONIO El testimonio que muestra las sagrada Escrituras, es un testimonio de amor que tiene de fondo “la alianza.” La Sagrada Escritura se abre con el relato de la creación: hombre y mujer creados a imagen y semejanza de Dios, y se sierra en el Apocalipsis con las Bodas del Cordero… (CIC 1602) “Desde el principio Dios creo todo lo da al hombre por amor, pues la llamada al amor es una vocación. Habiéndolos creado Dios hombre y mujer, el amor mutuo entre ellos se convierte en imagen del amor absoluto” CIC 1604. “Las propiedades esenciales del matrimonio son: la unidad y la indisolubilidad” CIC 1056 En el matrimonio: el amor esponsal que como gracias de Dios germina y crece hasta la madures haciendo efectiva en la vida cotidiana la donación total que mutuamente se hicieron al casarse (Aparecida 175 g). De ahí que “la familia cristiana está fundada en el Sacramento del Matrimonio entre un varón y una mujer, signo del amor de Dios por la humanidad y de la entrega de cristo por su esposa, la iglesia” (Aparecida 433). a) La preparación es responsabilidad de la parroquia con la colaboración de algunos grupos o instancias de la diócesis, como por ejemplo ha venido haciendo el Movimiento Familiar Cristiano. b) El expediente matrimonial lo realiza el párroco, con los siguientes documentos: - Certificado de bautismo y confirmación (el de confirmación para ayudar a que las personas que no hayan celebrado este sacramento tan importante lo puedan celebrar junto con el sacramento del matrimonio). - Curso de preparación - Certificado de nacimiento o cedula de identidad - Dos testigos con cedula de identidad - Y otros requisitos que exige el derecho canónico. c) La inscripción debe realizarse en la parroquia a la que pertenece con 3 meses mínimo de anticipación. d) La comisión de catequesis en coordinación con las parroquias, prepara un texto con los temas y contenidos que servirán de referente para la preparación del sacramento e) Cada parroquia formara un grupo de catequista para la preparación al sacramento del matrimonio. f) El tiempo de preparación del Sacramento, de acuerdo al programa, será de una semana o de cuatro días. g) La celebración del Sacramento puede realizarse en la parroquia donde sea conveniente para los novios con la debida licencia o transferencia. El expediente matrimonial se hace en la parroquia del novio o de la novia. El certificado del matrimonio se anota en los libros de la parroquia a la que pertenecen. Después de la celebración el párroco envía un aviso del matrimonio al Párroco de la novia y del novio donde fueron bautizados. MATRIMONIO CON CONFIRMACION a) Se debe preparar el sacramento de la confirmación, con una anticipación de 3 meses, o sea desde su inscripción para matrimonio, para ser celebrado antes del matrimonio. b) Para los matrimonios a quienes les faltan otros sacramentos, el párroco debe prever una catequesis adecuada.

IN MEMORY OF DAVID JACOBUS BOSCH

TRANSFORMING MISSION : David Bosch- Some Personal Reflections by Willem Saaymann, Prof. Emeritus in Missiology at Unisa, Pretoria, Sout...